El habla


 

 

 

La voz de las palabras(*)

 


La luz buscaba una vez más su puerto
errabunda, con la mirada enferma,
tentando algún jirón bajo la niebla,
algún rincón donde encender la voz
que desespera hacia el durar, llamándonos,
desde el mar que golpea el lado oscuro.
Porque el pasado adquiere en la memoria
el eco de un desierto desandado,
de un pájaro más negro que la noche,
de un hondo mar que huye, que nos lleva
-siempre huyendo- en sigilo y nos condena,
dentro de sí, a ser sólo palabras.
Y las palabras son, nos dicen, vienen
como brasas dolientes, temblorosas
de su morir a pronunciarse,
a salvarse en nosotros,
en tanto el tiempo, una a una, todavía
no llegue a remover su nombre y sople.
Con la mirada enferma -iba diciendo-
la luz buscaba una vez más su puerto.
Y se ha cubierto el cielo. Y no regresa.

 

(*) De Reflujo.

 
© Felipe Fuentes García

 




Presento aquí, por gentileza de su autor, Fidel Fuentes García, el ensayo titulado "EL HABLA DE ARRABALDE Y SU ENTORNO" (del libro titulado Lenguaje: Toponimia, teonimia y localismos del Bajo Valle del Eria), un verdadero "Diccionario popular del Bajo Valle del Eria", que constituye, a mi juicio, un corpus lexicográfico casi exhaustivo del habla del Bajo Valle del Eria, permitiendo al foráneo no sólo "comprender mejor" sino también profundizar en el pasado de la comarca y ahondar en la reciedumbre de carácter, la positiva visión del mundo y, en definitiva, la especial idiosincrasia de sus habitantes.
          Otros trabajos relacionados con el habla de la zona de Arrabalde pueden encontrarse aquí .

 

 

 

Volver